(+34) 972 23 26 11 | minea@mineaquimica.com

  • Català
  • Español
  • English

Empresa

La innovación es la clave para la sostenibilidad.

Filosofía

Minea tiene claro el criterio de simplemente es mejor prevenir que curar. Creemos que la INNOVACIÓN es la clave para la SOSTENIBILIDAD.

La química es una ciencia relativamente reciente que comenzó en Europa hace 200 años y que ha significado para el ser humano una fuente de bienestar y comodidad. Los detergentes han supuesto cambios revolucionarios dentro de la salud humana. El uso habitual de jabones favoreció la desaparición de enfermedades de la piel y el contagio, sobretodo en los niños, por todo ello Europa pasó de 100 millones de habitantes a tener 300 millones incrementando de esta manera la esperanza media de vida de 30 a 50 años.

Durante décadas estos procesos se han realizado sin tener en cuenta la repercusión en el medio ambiente, siendo en muchos casos muy contaminantes.

En base al conocimiento de que un efecto dañino sólo ocurrirá cuando la cantidad y concentración de la sustancia química alcanza cierto nivel, Minea trabaja:

  • En el diseño de detergentes y productos de limpieza que realicen su función de manera óptima y con mínima toxicidad a la salud humana y ambiental, minimizando el impacto ambiental de los detergentes.
  • Realizando una selección exhaustiva de la materia prima que componen nuestros productos.
  • Reemplazando ciertos ingredientes por sustitutos más adecuados, examinándolos con base a sus propiedades específicas y al uso pretendido del producto. Utilizando materias primas renovables en lo posible.
  • Productos que sean degradados hasta sustancias inocuas y/o que no persistan en el ambiente.
  • Productos en los cuales los requerimientos energéticos signifiquen mínimo impacto ambiental y económico.

El ideal de producto sostenible, es diseñar la formulación para la limpieza a realizar, teniendo en cuenta la clase de suciedad, tipo de agua, circunstancias de trabajo, tratamiento de residuos, etc., fabricando el producto a medida. Nuestras actividades están encaminadas a conseguir la máxima satisfacción de nuestros clientes y nuestros productos están diseñados para obtener las mejores prestaciones en limpieza e higiene, protegiendo la salud y la seguridad de las personas en cada etapa, de manera ecoeficiente.

Historia

La actividad se empieza a desarrollar a medianos de los años 40, en una pequeña nave adjunta a la masía llamada “Mas del Pont Tort”, domiciliada en la calle Llano 24. Se fabricaban pastillas de jabón en la cantidad que nos permitía el cupo de aceite de orujo de oliva, que venía concedido y controlado por el gobierno estatal. Eran tiempos de muchas restricciones en todos los ámbitos.

Pero no fue hasta el 16 de septiembre de 1949 que se constituye oficialmente en el mismo domicilio:

En esta primera etapa sólo se elaboraba el jabón en pastilla y más adelante jabones para colada en escamas tal y como apuntaban las necesidades del sector en aquella época. Aquí encontramos el primer producto estrella: “El 2 DE COPAS”.

En poco tiempo se empiezan a desarrollar algunas formulaciones para detergente en polvo, ya que a medida que avanzaban las tecnologías en máquinas de lavar ropa los jabones en pastilla y escamas se iban quedando obsoletos.

MINEA QUIMICA organiza su equipo de ventas.

A principios de la década de los 60 se acabó de definir la construcción fiscal y jurídica de nuestra sociedad:

– Las primeras modificaciones estatutarias.
– Los primeros registros de marca: MINEA, FERRONET.
– Las primeras ampliaciones de la primitiva edificación.

La empresa desarrolló ampliamente su gama de “JABONES EN POLVO”, destinados a cubrir el mercado de lavandería industrial. Atrás quedaron los primitivos jabones en pastilla. Para el lanzamiento de dichos productos MINEA incorporó un distintivo característico que acompañará esta etapa tan prolija en investigación y servirá como reclamo comercial: una muñeca grotesca, que presenta y acompaña con su figura los famosos “POLVOS MÁGICOS MINEA”, de segunda generación.

Se potenció y tecnificó la gama de detergentes líquidos, especialmente para la industria textil, tintorerías, usos institucionales, etc.
MINEA se dimensionó con el objetivo primordial de diversificar y competir. Nos equipamos con una PLANTA DE ETOXILACIÓN, de tecnología punta para la época y de las primeras en el ámbito estatal, para la elaboración de dos gamas básicas de productos, introduciéndonos en el campo de la primitiva Química Fina:

– Elaboración de detergentes sulfonados.
– Fabricación de tensioactivos etoxilados, para suministrar a otras empresas.

Dicha planta constaba de varios reactores químicos alimentados mediante cubas de óxido de etileno a partir de los cuales obteníamos tensioactivos. Durante un corto período de tiempo MINEA QUÍMICA suministró algunas de dichas materias primas a otros fabricantes del sector.

Paralelamente, MINEA posicionó como producto estrella dentro del sector náutico el “MINEA FERRONET”: un producto eliminador de óxido de eficacia difícil de superar.

A consecuencia de la competencia con MULTINACIONALES y del avance tecnológico, MINEA avanzó más en el proceso de diversificación en su cartera de productos, superándose la etapa de fabricación de los etoxilados y sulfonados. Éstos requerían una especialización e investigación técnica constante realmente importante, también se requería de unos recursos financieros de los que MINEA no disponía en aquellos momentos, se trataba de tecnología punta y se optó por desarrollar diversas líneas de productos, destinados a sectores tales como:

– Sector naval: gama náutica de la que destaca el “MINEA FERRONET”.
– Lavandería y tintorería: detergentes líquidos.
– Sector industrial: la pasta de manos y su evolución, el “GEL MECÀNIC”.

La experiencia adquirida en la etapa anterior sería determinante para comenzar a mezclar las materias primas adecuadas y en las proporciones justas: se obtuvieron productos que se diferenciaron claramente de los de la competencia.

En la década de los 90, MINEA se dotó de un equipo de químicos y configuró lo que será su Departamento de Investigación y Desarrollo, con el objetivo de profundizar en el conocimiento de nuestros productos y de mejorar sus formulaciones y aplicaciones en diferentes ámbitos industriales.

Disponer de productos cada vez más ecológicos. Las ideas detrás eran:
– No contaminar más de lo imprescindible.
– Buscar la máxima concentración de los productos.
– Evitar el consumo de envases y bidones de plástico.
– Superar las materias activas más dañinas.

En definitiva, durante esta década MINEA se concienció de la importancia que tiene el respeto por el entorno natural. La gran aportación de MINEA se realizó a través del “Sistema CM”.

SISTEMA CM – PRODUCTOS CONCENTRADOS: A través del “VENTURI DOSIFICADOR”, podíamos mezclar una formulación química concentrada con el agua, lo que nos llevó a obtener un producto de formulación sencilla pero de principios ya ecológicos: no incorporar al producto de limpieza final más materia activa que la que realmente se necesita en cada circunstancia. Su aplicación en esta primera etapa será para el sector de la hostelería.

Con el nuevo milenio llegó la segunda generación del Sistema CM, El “Sistema CM-2”.

Pronto quedarán superadas las primeras aplicaciones del Sistema CM, sus limitaciones quedaron patentes, la imposibilidad de formular para la industria debido al hecho de poder mezclar únicamente 1 formulación por concentrada que fuera, limitaba el campo de aplicación y los productos que se podían llegar a obtener eran de formulaciones sencillas y bastante básicas. Las demandas de los diversos sectores industriales requieren productos de limpieza de formulaciones más complejas, en las que intervienen varias materias activas diferentes. Para conseguir penetrar en estos mercados, MINEA QUÍMICA investigó en superar las limitaciones de la aplicación en el mercado del Sistema CM.

Todo ello se incorporó en nuestro Sistema CM de segunda generación: SISTEMA CM-2. Este sistema permite mezclar distintas formulaciones concentradas para obtener un producto final todo lo complejo que se desee.

Las aplicaciones de esta sustancial mejora se multiplicaron:
– Industria alimentación: Los productos espumantes alcalinos o ácidos encuentran su aplicación de forma idónea en la industria cárnica.
– Industria automoción: desengrase de piezas en la industria del componente.
– Industria gráfica: limpieza de tintas en maquinaria especializada.

Paralelamente que el SISTEMA CM-2 se va ganando la confianza e incorporándose paulatinamente en grandes empresas, se abre de nuevo una etapa importante para MINEA en investigación y desarrollo en todos los ámbitos:

– Mejora continua del SISTEMA CM-2: se sientan las bases de lo que será el futuro Sistema CM. Más automatización y más personalización para que con una misma máquina se puedan obtener distintos productos.
– Se elabora una nueva gama de lineales de elevada calidad para uno de los sectores con más presencia de MINEA: el sector náutico.
– Pequeñas mejoras en las formulaciones: La aparición en el mercado de nuevos tensioactivos y disolventes ecológicos permite a MINEA modificar exitosamente algunos de sus productos para, si cabe, volverlos más eficaces y al mismo tiempo respetuosos al 100% con el medio ambiente.

A principios de la década, por dimensión justa de la empresa, por experiencia acumulada y por unos productos bien definidos y de eficacia contrastada, la posición de MINEA en nuestro ámbito de mercado es fuerte. Empieza la gran crisis española y nuestra más firme motivación es una: crecer.